I

Altivez de ojos y orgullo de corazón…son pecado
Proverbios 21:4
Inicio       El Blog de Perla      Forum en Español      Contáctenos
©Copyright by  Perla de Adams. All rights reserved.
Una mañana de Marzo del año 2006, me encontraba buscando actividades  para  preescolares  en  la  internet.  Pocos  días
atrás mi hijo había cumplido  los dos años de edad– según mi entender,  era  el  tiempo  de  empezar  su  educación  formal.
Estaba a la espera de recibir por  correo  dos  libros sobre  la Educación Clásica en Casa,  pero los  libros   tardaban   y  yo
quería empezar las clases. Fue así como en medio de los enlaces sobre actividades para preescolares, leí  “Como Enseñar a
Leer a su Bebe”, un título muy atrayente, dudo que alguna madre no decidera entrar en tal enlace, después  de  todo,  quien
no querría enseñar a leer a un bebe?.

Muchas fantasías nacieron en mi mente: Si yo lograba que Octavio aprendiera a leer a tan temprana edad, el se convertiría
en un gran intelectual, un genio, terminaría la escuela  en menos  del  tiempo  promedio,  yo  como  madre  recibirá  muchos
halagos, Octavio seria el orgullo de  la familia.

El enlace relataba en síntesis como por medio de escribir en tarjetas de cartulina con un marcador rojo grueso,  una  madre
había logrado que sus dos hijos aprendieran a leer antes de los dos años de edad.  Inmediatamente contacte a  la  autora de
esa página y le pedí información más detallada. Después de algunos días, ella me  contesto,  diciéndome  que  ya  no  estaba
relacionada   con  esa  actividad, y  me  refirió  un  grupo  de  internet  donde  quizás  me  podrían  ampliar  sobre  el  tema.
Inmediatamente localice el grupo y me inscribí.
II

"¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ...
Lucas 6:39
Recibí una cordial bienvenida en el grupo de e-Listas, este era un grupo en lengua  española,  la  mayoría  de  los  miembros
eran madres y había también un padre muy activo en la educación de su pequeño hijo.  En  este  grupo  me  dieron  muchas
pistas de cómo empezar a enseñarle a leer a Octavio, me refirieron toda la bibliografía  necesaria,  que  yo  inmediatamente
ordene por correo.

Ese mismo fin de semana – y con la poca información  que  tenia -  fui  a la  librería  local,  compre  cartulinas,  marcadores
rojos, mucha tinta de impresora, e hice mis primeras tarjetas  con las palabras mama,  papa,  pelota,  etc.  Dos  o  tres  días
después Octavio ya “leía” esas palabras, el método funcionaba! Yo estaba feliz.

En este grupo había muchas opiniones sobre la “forma correcta” de usar las tarjetas (habían opiniones sobre la frecuencia,
el tiempo de reemplazo de  nuevas  palabras,  si  se  debe  o  no  repasar  palabras  “ya  aprendidas”,  etc). Estas  diferentes
opiniones eran el resultado de poca información de primera fuente sobre  este  método  –  la  mayoría  de  los  miembros  no
tenían los libros o solo disponían de algunos capítulos o fracciones traducidas.  

Había en este grupo una madre que subía presentaciones en Power Point a la base  de  datos  del  grupo  –  esta  modalidad
digital era una de las múltiples técnicas de la enseñanza por tarjetas – Todos  agradecíamos  las  presentaciones,  y  eso  me
motivo a crear mis propios “bits digitales” a manera de  agradecer  las  que  yo  había  descargado  del  grupo.  Sin  darme
cuenta me hice una experta en Power Point y mis presentaciones  –  con  efectos,  con  portada,  con  temas  innovadores  –
empezaron a gustar dentro del grupo. Sin embargo deje este grupo porque había muchos miembros  que  no  compartían  la
Fe Cristiana, rápidamente encontré el grupo perfecto: Un grupo en ingles de Yahoo, con una monitora Cristiana  y  muchas
madres entusiastas.

Llegue al grupo de Yahoo  en  inmediatamente  puse  a  disposición  las  presentaciones  que  tenia,  estas  fueron  muy  bien
recibidas. Cree un email en Yahoo del que compartía la clave de acceso para que todos  los  miembros  del  grupo  pudieran
acceder a las presentaciones. Muchas madres también creaban nuevas y por medio de ese email nos las compartíamos.

Poco tiempo después recibí los libros de Los Institutos, y después de haber creado tantas presentaciones,me  convertí  en  la
experta del tema - cuando nuevas miembros se inscribían  en el grupo de Yahoo, yo me encargaba de darles la bienvenida  y
despejarles todas sus dudas, darles detalles pormenorizados  de  la  “forma correcta”  de  aplicarlos,  los  objetivos  que  se
perseguían, el por qué del que estábamos practicando el método y sobre todo muchos ánimos para  continuar  ( este método
promueve la falta de exanimación al niño, así que se sigue practicando por un acto de fe ciega más que por una  evaluación
objetiva, hablare de esto mas adelante). Esta fue una época muy bonita, este grupo de Yahoo  era  una  comunidad  real  de
amistad y cooperación, era un grupo muy activo con muchos post diarios. Aquí hice muy buenas amistades con las  que sigo
manteniendo una relación muy estrecha.

Este grupo de Yahoo está enfocado en la enseñanza de la lectura  y  de  datos  enciclopédicos, pero   el  método  tenía  otras
modalidades en la búsqueda de crear niños superiores. Fue así como di con un foro más grande  (se llamaba Childbrain (no
sé si todavía existe)). Es este foro habían muchas madres de niños con lesiones cerebrales que  usaban  estos  métodos en la
búsqueda de la cura de una serie de condiciones -  desde la  dislexia,  pasando  por  autismo,  síndrome  de  Down,   hasta la
parálisis cerebral – a todos los niños se les aplicaban las mismas técnicas: bits, arrastrarse,  gateo  y  braquiacion  (mecerse
de por lo brazos usando una escalera horizontal). En este grupo en adición a las técnicas del Dr.Doman, se integraban otros
autores  como  Shichida  (autor  japonés  que  promete  enseñar  al  niño  a  usar  ambos  hemisferios  del  cerebro  y  poder
comunicarse con el mundo supra humano (ver por medio d paredes  y  predecir  el  futuro , y  otras  promesas  de  filosofías
orientales), técnicas de otro instituto en Filadelfia creado por un ex empleado del Dr. Glenn Doman ( la competencia  de los
Institutos Doman), y la promoción de una serie de productos para agilizar el desarrollo del cerebro  y  poder  mental  de  los
niños.  Nunca me sentí a gusto en este foro, el nivel de discusión era  muy  agresivo:  habían  desde  madres  que  lo  usaban
para quejarse de la suegra y sus hijos,  otras  lo  usaban  para  comparar  métodos  y  tomar  partido  en  luchas  sobre  qué
instituto es mejor, otras para compartir sus depresiones y decepciones.   Yo  visitaba  el  grupo  únicamente para  compartir
filas, pero allí no interiorice con nadie. Cuando aparecía alguna madre entusiasta la invitaba al grupo de Yahoo.
III

Sabio segun el Mundo — ¿Quién te lo ha aconsejado?
Cristiano. — Una persona al parecer muy respetable y digna
de consideración, recuerdo que se llamaba Evangelista.
Sabio segun el Mundo — Maldición sobre él por tal consejo.
          Precisamente este camino es el más molesto y peligroso del mundo.
El Progreso del Peregrino - John Bunyan
Mientras continuaba con los métodos de tarjetas para “estimular” el cerebro  de  Octavio  y  enseñarle  a  leer.  Seguía   mi
camino por el Homeschooling Formal – lo de los bits era nada  mas  el  abono  para  que  la  educación  formal  de  mi  hijo
progresara de manera fácil y abundante-.

Me integre al grupo de Yahoo Basically Bluedorn  que utilizaba el libro Teaching The Trivium. En este grupo  había  madres
cristianas con mucha experiencia  en  el  homeschooling.  A  veces  ellas  comentaban  sobre  algunas  frustraciones  con  la
enseñanza temprana de las matemáticas, problemas en la escritura, diferentes currículos (en otras palabras  de  hablaba  de
la realidad del proceso de aprendizaje).

Recordemos que para ese tiempo yo era una  experta  en  la  “educación  agradable  y  divertida”,  no  podía  concebir  que
madres se quejaran de que sus hijos tuvieran dificultades aprendiendo  operaciones aritméticas cuando la  solución  “según
mi entender” era  tan simple como hacer algunas sesión divertidas de tarjetas con los datos a aprender lo  cuales  los  niños
asimilarían por un fácil proceso de osmosis visual. A la vez que leía estos comentarios  (tan  diferentes  a  los  del  grupo  de
tarjetas de Yahoo donde todo era éxito), empezaba a leer la parte practica del libro de educación clásica cristiana Teaching
The Trivium, y allí para mi gran sorpresa en la parte de la enseñanza  de  la  lectura  leí  el  testimonio  de  Laurie  Bluedorn
sobre como ella empezó a enseñarle a leer a su primer hijo allá por 1978.

Una mezcla de molestia y  dudas  se  apodero  de  mi  cuando  leía  la  experiencia  de  Laurie:  para  ella  el  método  había
fracasado, el método podía incluso tener efectos negativos permanentes como la dislexia, y la solución para enseñar  a  leer
estaba en la fonética – enseñar las letras y sus sonidos -  Esto era tan confuso, que inmediatamente envié un email a  la Sra.
Bluedorn para que me aclarara su ponencia, más que un email de preguntas, era  un email  de  reclamo  del  porque  ella  se
oponía a estas técnicas que tanto beneficiarían a los niños cristianos, en vez de hacerlos pasar por  el  dolor  de  la  fonética
(La fonética es un proceso que entorpece a los niños según el método de las tarjetas).

La Sra. Bluedorn me contesto ampliamente en su blog.

A Review of Glenn Doman and his Institutes for the Achievement of Human Potential (Mayo 13, 2006)

No me gusto su exposición, allí  ella  dejaba  ver  como  esos  métodos  no  eran  más  que  un  producto  comercial.  Por  el
contrario, yo estaba convencida que estos métodos eran  una  técnica  inventada  en  Filadelfia  para  el  simple  bien  de  la
humanidad. Luego de recibir esta respuesta en mí búsqueda de reafirmar mis creencias, escribí  a  los I nstitutos,  la  misma
Sra. Doman me contesto con un email refirmando las desventajas de la fonética sobre las tarjetas  y como  era  normal  que
muchas personas no entendieran las ventajas de sus recomendaciones, siendo lo mejor no hacer caso a  tales  críticas.  Deje
de leer el libro Teaching The Trivium, me retire del grupo de educación clásica y me enfoque con más fuerza en las  tarjetas.
IV

No comeréis un día, ni dos días, ni cinco días,
ni diez días, ni veinte días, sino hasta un mes entero,
hasta que os salga por las narices …
Númerous 11:19-20
Las miles de tarjetas de palabras y conocimientos  enciclopédicos,  y  cientos  de  presentaciones  de  Power  Point  no  eran
suficientes para mí. Me quedaba llegar  a  la  Meca  de  los  métodos,  así  que  convencí  a  mi  esposo  de  desviar  nuestras
vacaciones anuales y asistir a los Institutos. Yo había prometido a mis amigas del grupo de Yahoo informar y compartir con
ellas toda la información que me fuera posible, si había dudas en el método esta vez quedaría todas aclaradas.

Cuando llegamos a Filadelfia, comentamos con algunas personas en el Hotel que nuestra visita estaba relacionada  con  los
Institutos, pero nadie parecía saber acerca de ellos.( Extraño para una institución de varias décadas de  fundación  y  haber
entrenado cientos de miles de padres). Sin embargo no le di importancia a ese hecho.

Al día siguiente arribamos al vecindario de Los Institutos, nos instalamos en un B&B justo enfrente de sus instalaciones. Allí
me hice amiga de otras madres que también asistirían al seminario llamado “Como Multiplicar la Inteligencia de Su  Bebe”.

El seminario era muy formal, todo estaba cronometrado y muy  organizado.  No  se  permitía  la discusión  de  los  temas  ni
había tiempo para interrelacionarnos una madres con otras excepto durante el almuerzo que también era muy  corto.  En la
primera sesión se nos dijo de que habíamos pagado para asistir a escuchar lo que ellos decían no lo que nosotros  decíamos,
por lo tanto no había discusión de los temas. Si había dudas podrían aclararse en los recesos de 5 minutos.

Para mí, que me sabía los libros y las técnicas de memoria no había nada nuevo en las presentaciones. Pero si tenía muchos
deseos de ver los resultados del método (recuerden que estos métodos piden nunca poner a prueba  el  conocimiento  de  los
niños). Finalmente llego el día de la presentación de los niños del Instituto (la mayoría, si  no  es  que  todos,  eran  hijos  de
empleados de los mismos institutos).  Los niños estaban vestidos con mucha formalidad (los varones con  corbata  y  camisa
blanca manga larga, las niñas muy ordenadas y perfectas), Los Institutos promueven esa clase de vestimenta para ayudar a
los demás a ver a los niños con muchos respeto ( después de todo un niño con corbata en el  supermercado  recibirá  mucho
mas halagos que un niño con zapatos tenis y camiseta “parecer sabio te hace sabio” es el mensaje subliminal!).

Todas las presentaciones de  niños  estaba  perfectamente  entrenadas,  cada  quien  se  sabía  su  papel,  no  había  lugar  a
improvisación. Una niña de unos 7 años leyó un fragmento de Shakespeare de unas  tarjetas  gigantes  (no  pude,  en  aquel
momento, recordar que yo misma aprendí a leer a los 6 años, que mis practicas de lectura eran  en  el  periódico  del  día,  y
que ni mi mamá ni mi maestra de primer grado me barajaron tarjetas en le cara,  ni me  hacían  memorizar  un  texto  para
que luego pudiera “leerlo”.), La niña hizo su actuación perfectamente  y  todos  nosotros   muy  felices  de  la  presentación.
También hubo un niño de 9 años leyendo de un libro que su papa había redactado para el (letras grandes, una  oración  por
pagina), un texto sobre química, que logro! ( yo diaria ahora que farsa!, no porque haga memorizar a Octavio unas cuantas
líneas de un libro de química es que él sabe algo sobre las estructura de la materia). No hubo oportunidad de pedir a alguno
de estos niños que leyeran un texto improvisado, solo se les permitía leer lo que cuidadosamente habían practicado para ese
show.

Llego el momento de la exposición del Dr. Glenn Doman, un señor muy simpático y amable, quien relato como  llego  a  sus
sorprendentes conocimientos sobre el desarrollo del cerebro humano a partir de la observación de lagartijas en el sótano de
su casa cuando niño (esto se puede leer en el libro del mismo autor Que Hacer con su Niño con Lesión Cerebral).

No  pongo   en   duda   que  personas  en  diferentes  lugares  geográfico  y  diferentes  épocas  puedan  llegar a  las  mismas
conclusiones sobre un hecho. Tal es el caso  de  la  Recopilación  Filogénica  Ontogénica  que  el  Dr. Doman  afirma  haber
descubierto  (aunque  muchos  evolucionistas  desde muchos  tiempo  atrás,  consideran  ese  proceso  ontogénico  parte  del
“pasado mitológico de la evolución”,  que dicho sea de paso, la evolución en si es un mito). El Dr. Doman afirma que  se  si
estimulan suficiente los procesos se puede acelerar “la evolución”, más o  menos  la  cosa  va  así:  si   un  niño  se  arrastra
bastante, gateara antes y si gatea suficiente caminara antes  de  tiempo  y  si  camina  mucho  y  corre  mucho,  entonces  se
convertirá en un genio como Leonardo Da Vinci.( Porque no hay muchos neurocirujanos en los equipos  de  futbol  soccer?,
por favor no me pregunten a mi).

Estos fundamentos teóricos deberían ser causa suficiente para el rechazo de los metidos que se  construyen  sobre  ellos,  no
solo por los creacionistas, si no por los mismos evolucionistas  como  ya  vimos.  Lamentablemente  nuestra  generación  ha
perdido las herramientas de la lógica para detectar esas falacias rápidamente. A mí me tomo un año despertar.

El seminario termino, pero a los que tomamos el seminario se nos dio el privilegio exclusivo de  inscribirnos  - por medio  de
una cuota anual- en la Asociación de Alumnos. Pensaba que ese sería el mejor grupo de internet sobre el tema, con miles de
experiencias.  La   realidad   es  que  era un grupo  de  unos  40  padres  activo,   la  mayoría  graduados  de  los  seminarios
impartidos uno o dos años antes, así que, aun me quedaría con la duda de platicar con  padres  que  tenían  hijos  adultos  y
que había practicado el método.

Al regresar a casa – y con un buen cargamento de bits originales, más libros, otros “productos oficiales”  y  mi  diploma  de
madre profesional – decidió abrir esta página web para seguir difundiendo el “evangelio de las tarjetas”.
V

Y seguía cayendo, cayendo y cayendo… ¿Es que no acabaría nunca aquella caída?
Alicia en el País de las Maravillas – Lewis Carroll
Una de los compromisos que se firman para  tomar  los  seminarios,  es  que  los  conocimientos  adquiridos  no  pueden  ser
compartidos con otras madres.   Esto  me  hacía  sentir  mal  pues  yo  tenía   mi  comunidad  en  internet  de  amigas   fieles
seguidoras de los métodos que deseaban saber más detalles al respecto. Sin dejar de lado mi grupo de  amigas  en  el  grupo
de Yahoo, me integre al foro de alumnos.

En este foro había poca discusión, rápido note que era un foro más de apoyo psicológico a las madres para que resintiera la
tentación de examinar a los  niños  y  reafirmarse  constantemente  que  estaban  haciendo  lo  correcto,  se  deban  muchos
halagos a las madres  de parte de la monitora.   Aquí  también  todo  se  manejaba   con  un  falso  sentido  de  formalidad y
protocolo-debíamos tratarnos con titulo y no por nuestro nombre de pila, por ejemplo yo  era l a  Sra.  Adams-  esto  creaba
una barrera entre madres, a pesar de eso, con muchas logre  comunicarme  por  email  privado  y  sostener  conversaciones
relajadas.

Al estar dentro de la asociación de alumnos, tuve acceso a otros “programas” como La Ley (un sistema  de  escribir  reglas
domesticas en una cartulina gigantes que se coloca en el lugar más visible de la casa y donde se paga a los niños con  fichas
de póker que luego pueden cambiar para  ganar o  perder  privilegios  (teóricamente  un  niño  puede  desobedecer  si  tiene
suficientes fichas de póker para pagar por la desobediencia). También leí el documento llamado  “Como Hacer un Idiota de
su Bebe” en este documento se apelaba al miedo para que las madres siguieran los métodos.

Me inscribí al siguiente seminario que estaba orientado a niños de 3 años en adelante. Allí aprendiera sobre  la  importancia
de arrastrarse y el gateo, ese es el programa cumbre y sirve – según  los  Institutos -  para  resolver  problemas  de  lesiones
cerebrales y hasta  genéticos  como  el  Síndrome  de  Down  (La  opinión  de  la  Asociación  Americana  de  Pediatría  y  la
Asociación Americana de Neurociencia se puede leer al final de mi artículos “El Método de las Tarjetas”).
VI

El Pecado Capital
Había comprado un archivo especial para guardar las tarjetas, pero cada día yo producía muchos  más  (necesitaba  por  lo
menos 100 bits nuevos cada cinco días).  Esa mañana estaba  organizando  el  material  anterior  mientras  Octavio  jugaba
cerca, en esos salieron aquella primera tarjetas de lectura (mamá, octopus (pulpo en ingles),  ball  (pelota  en  ingles).  etc).  
Quise disfrutar unos segundos de mis éxitos y cometí el “pecado” de preguntar a Octavio que decía en las tarjetas: Octavio
“que dice aquí?”, le pregunte mientras sostenía la tarjeta que decía “octopus”, el me contesto: mamá. Yo le  dije  no,  dime
que dice aquí, y él me contesto “ball”. Intente con muchas más tarjetas, hasta descubrí que  estaba  todo  olvidado,  el  solo
podía leer las frases que le había enseñando la semana anterior, pero no  podía  leer  palabras  individuales.  Me  puse  muy
nerviosa, inmediatamente pedí indicaciones  a la monitora de la asociación de alumnos.
VII

Purgatorio
Con un poco de temor, admití que había pedido a Octavio que leyera unas palabras. Se me dijo que yo ya sabía que  no  era
correcto probar el conocimiento de los niños, y que si yo había hecho el programa correcta y consistentemente el sabia  leer
sin   lugar  a  dudas,   lo   que   estaba   sucediendo  es  que  Octavio  sabía  que  yo  lo  estaba p robando  y  por lo  tanto  el
conscientemente   estaba   contestando  en  forma  equivocada.   Esto  me  tranquilizo  por  unos  días.   Seguía  leyendo  los
comentarios de las otras  madres  quienes  también  comentaban  como  sus  niños  en  su  infinita  inteligencia  contestaban
equivocadamente cuando se les pedía leer.

Hubo un caso de una madre con su niña que me llamo mucho la atención. Esta madre estaba angustiada de que su bebe  de
13 meses no podía caminar, pese a que estaba practicando los programas desde el nacimiento. Lo curioso  de  este  caso  no
es que la niña no caminara  a  los  13  meses  ( algo bastante normal),  si  no  que  era  una  niña  que  había  practicado  los
programas, es decir se supone que caminaría a los 8 o 9 meses! ( para que un niño  empiece  a  caminar  después  de  los  12
meses no se necesitan programas!). La respuesta de apoyo por parte de la monitora es que su propia hija (que fue parte  del
show durante el curso al que yo asistí) no había caminado sino hasta los 14 meses! Es decir  “los niños programa”  después
de todo no era muy diferente de los niños fuera de los programas. La luz empezaba a aparecer.

Seguía los programas de bits, tarjetas, correr, braqueo, etc, etc. Pero Octavio seguía sin poder leer, así que volví a plantear
mi caso en el foro de la asociación de alumnos. Esta vez se me  dijo  que  quizás  Octavio  no  había  gateado  los  suficiente
cuando era un bebe y que necesitaba un poquito de “pattering” y que luego de eso el leería perfectamente. Lo intente,  pero
Octavio seguía sin leer.

Regrese al foro con mi caso – ya me estaba convirtiendo en la oveja negra – Esta vez la instructora me  dijo  que  en  virtud
que ya lo había intentado todo y había hecho un programa completo durante un año,  lo  que  posiblemente  pasaba  es  que
Octavio tenía (o tuvo) una pequeña lesión cerebral y que si no fuera por todo lo  que  yo  había  hecho  en  ese  momento  el
estaría en un nivel inferior de su desarrollo neurológico. Es decir, de la noche a la mañana mi hijo de  3  años  de  edad  que
camino a los 11 meses sin programa, que es bilingüe, bastante atlético, estaba  bajo sospecha de tener  una  lesión  cerebral
porque no podía leer! ( En promedio los niños empiezan a leer entre el primer y segundo grado,  entre  los  6  y  10  años  de
edad). Después de leer esa respuesta pase 24 horas de mucha angustia, cuando mi esposo regreso a casa esa  noche  le  dije
que necesitábamos inscribirnos en el programa para niños con lesión cerebral y que  posiblemente  Octavio  necesitaba  una
evaluación neurológica.

Escribí nuevamente en el foro, esta vez bastante triste. Dije que ya lo había intentado todo y que definitivamente mi hijo no
podía leer, que esperaba que Los Institutos siguieran investigando para ayudar a casos como el de Octavio. También escribí
un post similar en el grupo de Yahoo.
VIII

Por fin un niño dijo "Pero si no tiene nada puesto encima"
El Nuevo Traje del Emperador- Hans Christian Andersen
Al día siguiente de mi confesión, recibí mucho email, más de 30 (algunos de madres  de  la  misma  asociación  de alumnos),
para mi sorpresa los email eran para compartirme historias similares. En los emails las  madres  me  contaban   como  ellas
habían dejado los bits hace tiempo y empezado a enseñar fonética por la falta de resultados ( esto lo hacían a escondidas de
Los Institutos). Se me formo una gran duda: Por que estas madres no lo decían? Por que seguían  aparentando  que  hacían
los métodos si en realidad no los practicaban ni creían en ellos? Entonces  me  di  cuenta  que  estas  madres  tenían  miedo,
miedo  a ser culpadas de no hacer lo suficiente, ellas tenían muchos sentimientos de culpa por la falta de resultados.

Mi últimas participación en el foro de los institutos no fueron bien recibida, después  de  los  muchos  emails  que  recibí  esa
semana con relatos de otras madres mi postura había pasado de sumisión a una  postura  más  crítica,  exigiendo  respuesta
más seria y no solamente halagos por mi “maravillo trabajo”, así que mi membrecía fue suspendida. Ellos  no  querían  que
yo siguiera contaminando a las otras madres con mis dudas sobre  los  métodos.   Una  amiga  que  también  tenía  falta  de
resultados me dio su clave de  acces o y  logre  leer  algunas  de  las  últimas  conversaciones  sobre  mi  caso,  antes  que  la
discusión completa fuera borrada. Allí pude leer una frase que me quito totalmente la venda de los ojos.
“Si la verdadera razón (de hacer los programas) es que sus hijos se comparen favorablemente respecto  a los otros niños
del vecindario, entonces los padres frecuentemente se verán decepcionados”

Analicemos esto, haces miles de tarjetas, te lees innumerables enciclopedias para digerir el  conocimientos  de  manera  que
pueda ser leído en frases cortas, compras una escalera de brequeo que te quita la mitad del espacio de la sala, divides tu día
de manera que tengas tiempo de hacer treinta sesiones de bits, te la pasas hasta altas horas de la noche cortando  imágenes
(porque no tiene que tener fondo), cortando cartulinas, pegando, laminando, pues el niño necesita nuevas tarjetas cada día.
¿Para qué? ¿Para que tui niño sea inferior al estándar? No, ¿para que  tu  hijo  sea  intelectualmente igual  al  niño  vecino
cuya madre no hace nada  de  programas?  No,  claro  que  no,  todo  estos  libros de  Dr. Doman  son  acerca  de  mejorar,
acelerara, perfeccionar y superar el estándar.

Cuando un hombre compra un champo para la calvicie, lo hace ¿para qué? ¿Para  que  le  nazca  pelo  o  por  el  placer  de
masajearse la cabeza 15 minutos todas las mañanas con una loción pestilente?
IX

…porque este mi hijo muerto era y ha revivido;
se había perdido y es hallado”. Y comenzaron a regocijarse.
Lucas 15:24
Sentían una mezcla de enojo y vergüenza, decepción y cargo de  conciencia.  No  solo  había  gastado  una  fuerte  suma  de
dinero en asistir a los institutos, perder el depósito al segundo seminario,  el  costo  de  mi  inscripción  en  la  asociación  de
alumnos, bits que ahora estorbaban en mi casa, esa escalera de braqueo!, si no que yo había motivado a muchas personas a
caer en esta trampa. Tenía que resolver este asunto inmediatamente.

Mi primer cargo de conciencia  era  hacia  la  Sra. Bluedorn,  que  un  año  antes  pacientemente   me  había  contestado  mi
impertinente email. Le escribí y rápidamente me contesto diciéndome que nunca había estado molesta conmigo, también me
reinscribí en el grupo de Yahoo BassicallyBluedorn pudiendo disculpas por mi retirada, sigo siendo  miembro  de  ese  grupo
hasta hoy.

Seguí investigando estos métodos ya viendo las cosas  desde  otra  perspectiva,  encontré  mucha  información  y  literatura,
estudios realizados, análisis de las consecuencias de estos métodos, descubrí  que  lo  de  las  tarjetitas  con  letras  rojas  no
nacieron en Chesnut Hill!, si no que es un método que había sido ideado en el siglo antepasado  para  enseñar  a  leer  a  los
sordos.

Otras madres me enviaron sus propios referencias y artículos. Redacte el artículos de
El Método de las Tarjetas y le difundo
en todos los foros del tema que encontré.
X

“Los Opinólogos”
Nunca faltan los expertos en opiniones
Al día siguiente de difundir mis descubrimientos en Chilbrain, mi página web recibió más de 700 visitas el mismo día y  más
de mil al día  siguiente   (era  un  tema  caliente).   Allí  se libro  una  discusión  bastante  interesante  donde  abundaron  las
opiniones, pero no los argumentos con pruebas.

Había madres muy molestas conmigo por atreverme a decir tales “blasfemias”  contra  los  métodos,  pero  yo  no  era  una
víctima fácil, había sido una madre que lo había hecho todo, no había nada que pudieron  tacharme  a  mí  por  la  falta  de
resultados (la postura general es que cuando no hay resultados la madre es la responsable, por no hacer las cosas bien  o no
hacer suficiente).

Allí aparecieron las Teorías del Balance: Lo mejor es un poquito de fonética y un  poquito  de  tarjetas  (es  decir,  es  mejor
hacer las cosas “medio bien” que hacerlas bien o que hacerlas mal); No falto quien dijera que conoció de un caso donde  si
había resultado el método ( pero era  un  foro  de  dos  mil  miembros,  1/2000!  Harías  tu  un  método  que  solo  tiene  una
probabilidad de éxito del 0.05%?, La fonética tiene más de 20 siglos de éxito en una amplia gama de  lenguajes,  culturas  y
épocas históricas). Mi reporte del gobierno Francés sobre la prohibición del lenguaje global como método de lectura en  las
escuelas públicas, fue rechazado por estar en español. Algunas  decían  que  el  problema  es  que  el  idioma  Ingles  es  muy
irregular y que solo se puede aprender por tarjetas ( en los foros en español decían que el  método  era  solo  bueno  para  el
español, pero no para el Ingles!) No voy a hacer la historia larga, las madres mas  molestas  con  mi  atrevimiento,  pidieron
que el tema fuera borrado del foro y yo expulsada, para hacer las cosas simples,  yo  misma  pedí  al  dueño  de  ese  foro  la
cancelación de mi membrecía.

En otros foros que difundí mi informe sucedía lo mismo al final de la discusión, esto de los métodos ya parecía una secta,  el
que se opone se va!
XI

¿No se trata solo de tarjetas de palabras inofensivas?
Tres puntos a considerar:

1) Lo  de  las  tarjetas  no   es   un  simple  juego  inofensivo,  tiene  consecuencias  que  pueden  ser  permanentes  en  el
aprendizaje.  La dislexia puede ser inducida si se entrena a  un  niño  a  memorizar  las  palabras en  vez  de  aprender  a
leerlas.

Aquí vale le pena mencionar el truco detrás de todo esto: Redefinir la Lectura.

El sentido primario de la palabra lectura es: Pasar la vista por lo  escrito o  impreso  comprendiendo  el  significado  de  los
caracteres empleados.

Ej: El lobo esta en el jardín - leemos: E-l   l-o-b-o   e-s-t-a   e-n   e-l   j-a-r-d-i-n.

Los  promotores  del  método  por tarjetas  (Lenguaje  Global),   usan   una  definición  diferente,  en  donde  el  objetivo  es
“interpretar” un escrito.

El: El lobo esta en el jardín – podríamos leerlo como  (entre otras opciones):  “El  zorro  pasa  por  el  prado”.  Es  decir  se
obtiene una idea aproximada de lo que está escrito, se promueve la adivinación de palabras en el contexto  y  no  la  lectura
precisa. La lectura por tarjeta es lectura subjetiva.

Mas sobre este tema  en documento
Dislexia Inducida de Samuel Blumenfield

2)Se crean discapacidades en el niño sano.

El niño sano tiene la capacidad de aprender signos ortográficos y fonéticos (letras  y s us  sonidos),  que  luego  mezcla para
obtener una idea completa.   El  niño  discapacitado  neurológicamente  tiene  problemas  para  hacer  estas  relaciones,  sin
embargo si entrenamos a un niño sano a leer  como  si  fuese  un  discapacitado lograremos  que al  final  este  presente  los
mimos problemas del incapacitado.

Para mejor comprensión hagamos el ejemplo con el caso de la ceguera:

El niño sano puede ver las letras y leerlas. El niño ciego no puede ver las letras, así que se le entrena a  leer  con  el  método
Braille usando el sentido del tacto.

Con el paso del tiempo y debido al éxito en enseñar a leer a los niños ciegos, el gobierno determina que el método Braille  se
utilice de manera generalizada como el nuevo método de lectura.

Se pide a los niños que cierren sus ojos mientras aprenden a sentir las formas de las letras en Braille.  Que  sucederá  con  el
tiempo? Que los niños sanos serian incapaces de leer un libro usando el sentido de la vista, solo  podrían  leerlo  usando  sus
dedos, los habríamos convertidos en ciegos funcionales respecto a la lectura.

El método de tarjetas fue creado para niños sordos con retardo mental que debido a su discapacidad no  podían  relacionar
un símbolo a un sonido (fonética). Así que se le hizo relacionar la imagen de una palabra a una idea directamente.

Cuando este técnica se emplea en el niño sano, sucede que el ya no puede leer las letras y sus sonidos - depende  de  cuantas
imágenes de palabras haya memorizado y relacionado  a  ideas  completas-,  son  incapaces  de  leer  mas  allá  de  un  libro
elaborado para su propio “nivel de lectura”. El español tiene más de 400,000 palabras, cuantas crees que un niño se  puede
memorizar? Los niños que aprender a “leer” por tarjetas se convierten en sordos y discapacitados  mentales  respecto  a  la
lectura, pues son incapaces de leer un libro en términos convencionales.

Si comparas los textos de lectura de primer grado del  siglo  antepasado,  con  los  que  se  usan  actualmente,  enteras  más
claramente a lo que me refiero.

3)Los objetivos ocultos de la Enseñanza Global de la lectura.

El en libro Lenguaje Global: Cual es la Diferencia? Los autores pro lenguaje global nos dicen:

“Desde la perspectiva del lenguaje global leer (y el uso del lenguaje en general) es el proceso de  generar  hipótesis  en  una
transacción de generar significados en el contexto socio histórico… en un sistema de transacciones, las palabras no tiene un
significado estático, en vez de esto tiene significados potenciales y la capacidad de comunicar múltiples significados”

Ejemplo: Donde antes se leía “perversión” ahora se lee “estilo de vida alternativo”; donde antes se leía  “asesinato  de  un
bebe”  ahora se lee “libre elección”,  donde  antes se  leía  “parricidio”  ahora  se  lee  “morir  dignamente  o  eutanasia”,  
“matrimonio” puede significar la unión de un hombre y una mujer, la unión de dos hombres, la unión de  dos  mujeres,  o la
unión un hombre y su perro, quien sabe, todo vale en la filosofía del  Lenguaje Global.

“Es importante para  los  homeschoolers  entender  esta  conexión  entre  el  lenguaje  global  y  el  deconstruccionismo.  El
propósito  de   ambos  es la destrucción  de  la  palabra  absoluta  como  está  representada  en  la  palabra  de  Dios  en  las
Escrituras. Si a los niños se les enseña a inventar sus propios significados en cualquier cosa que lean,  que  los  detendrá  de
leer la Biblia en su propia manera subjetiva inventando cualquier  significado  que  les  dé  la  gana  para  complacerlos?”--
Samuel Blumenfiel.

La alternativa es clara: regresar a la fonética, de donde nunca debimos  habernos  desviado.  El  aprendizaje  de  la  lectura
fonéticamente tiene más de 20 siglos de éxito y es el único método que garantiza una lectura objetiva. De hecho es el  único
método para aprender a leer, lo del lenguaje global no es más que un método  de  “actuación de la lectura”   no  es  lectura
real.

Sé que muchas madres de bebes protestaran: “la fonética es para niños mayores de 4, 5 o 6 años en adelante  que  ya  tiene
una desarrollo neurológico  adecuado  para  las  abstracciones  fonéticas.”  Y  entonces  “ Cual  es la  alternativa  para  los
bebes?” La respuesta sincera es: No hay alternativa para bebes.

De la misma forma que no se puede enseñar a caminar a un bebe de 3 meses, no se puede enseñar a leer a  un  niño  que  no
está neurológica y físicamente listo para ellos. Tu puedes ponerle arneses en las piernas a un bebe para que dé la  impresión
que está parado y luego puedes moverle las piernas para que parezca que  está  caminando,  pero al  quitarle  el  soporte  el
caerá y ese experimento no habrá sido más que un caso de abuso infantil para  satisfacer  la  vanidad  materna.   Tu puedes
gastarte 5 años intentado hacer que un bebe se memorizo suficientes imágenes de palabras para que pueda leer un  libro  de
Disney o puedes gastarte 6 meses instruyendo a un niño de 6 años para que puede leer el Quijote en su  versión  original,  tú
decides.
XII

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,
aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.
Efesios 5:15-16
Y qué hay de los Bits? Muchos dirán que eso de aprender a leer por medio de tarjetas, era una idea bastante fantasiosa  que
nunca tomó el serio, pero siguen pensando que los Bits son algo diferente.

Te voy a dar una sola razón en contra de los Bits: Los Bits no funcionan.

Definamos un bit: Un bit es una imagen grande recortada de todo su contorno y que se presenta dentro de un grupo de  una
misma categorías unas diez veces  al  día  durante  varios  días  seguidos.  Un  ejemplo  de  un  bit  es  la  fotografía de  una
manzana, de un avión, de un globo aerostático, la cara de un pintor o músico, etc.

Yo hice miles de bits, para luego llegar a la conclusión que lo que Octavio aprendió de los bits era lo mismo  que  casi  todos
los niños de su edad sabían, o eran el tipo  de  información  que  se  adquiere  fácilmente  ojeando  las  páginas  de  un  libro
(ahorrándose el tiempo y el costo de hacer un bit): reconocer un elefante, una cebra, un carro, un avión.

Y que de los bits de cosas poco comunes? Como los de la estructura molecular de los átomos!, esos…esos Octavio los olvido
todos.

¿Por que se olvidan los Bits?

Los Bits se olvidan por un proceso  natural  donde  el  cerebro  elimina  información  innecesaria  para  tener  capacidad  de
relacionar información útil. Cuando este “podado” de células con información innecesaria no ocurre, nos encontramos con
problemas de retardo mental y de aprendizaje.  Míralo de esta manera, cuando tu computadora se conecta a  la  internet  se
guardan  en  le  memoria   miles de  “cookies”  y  “filas temporales”   que  con  el  tiempo  hacen  que  el  sistema  funcione
lentamente, la solución es borras esas cookies (el cerebro sano borrara automáticamente esa información innecesaria  y  así
puede concentrarnos en lo útil, para mayor información busca en algún libro de neurología en  ingles   sobre “ pruning”  de
las células del cerebro). Los bits no son más que eso, información temporal que con el tiempo se vuelve inútil y el cerebro la
borra. No dudo que un niño puede haber prendido el nombre de algunas ballenas por medio de bits,  pero  esa  información,
si es de su interés, la hubiese aprendido también sin necesidad de hacer bits.

Hay que tener cuidado con los errores de razonamiento:

Si una madre hace un programa con su bebe de seis meses para enseñarle a caminar, y el niño al  cumplir  los  12  meses  de
edad camina, la madre podría tender  a creer que fue el programa lo que hizo que su bebe caminara; o que  fueron  los  bits
los que lograron que si niño aprendió los nombres de las frutas, o que por las tarjetas de palabras su hijo de 6 años le  tomo
solo tres meses de instrucción fonética para aprender a leer! Cuando  la  realidad  de  estos  logros  de deben  a  un  proceso
natural de madurez para asimilar la información en forma apropiada. Esa es la falacia de  Post hoc ergo propter hoc, creer
que porque un hecho precede a otro, el primero es la causa del segundo, eliminando así las otras causas.

Las cosas más valiosas que un niño pequeñ  necesita  aprender,  no  se  puede  enseñar  por  bits:  obediencia  a  la  primera
orden, respeto a los padres y los mayores, auto control, honradez, a siempre decir la verdad, a  pensar  en  los  demás  antes
que en sí mismo. Los bits no te ayudan enseñar estas cosas pero si te quietan el tiempo de enseñarlas.
XIII

…para que ya no seamos niños fluctuantes,
llevados por doquiera de todo viento de doctrina,
por estratagema de hombres que para engañar
emplean con astucia las artimañas del error
Efesios 4:14
XIV

Algunas consideraciones finales.
Nunca faltara la madre que diga que a su hijo le gustan los  bits y  por  eso  sigue  con  los  métodos.  Si  tu  estándar  en  la
educación de tus hijos es hacer lo que a ellos les gusta en vez de hacer lo que a ellos les conviene, lo siento, pero  tengo  que
decirte que tienes estándares muy pobres. Nunca fue mi objetivo hacer las cosas porque a Octavio le gustaban, si no porque
creía que eran buenos para él desde el punto de vista educativo.

Tampoco quiero ser mal interpretada en el sentido de que yo promuevo una educación que sea difícil y penosa. Yo no  tengo
nada en contra de disfrutar el proceso de aprendizaje, pero  la  diversión  no  puede  ser  en  ningún  caso  el  objetivo  y  no
siempre es el medio mas eficiente (un niño bien disciplinado realizará las tareas adecuadamente a su máxima capacidad  en
un tiempo razonable y a un costo mínimo de recursos). La diversión en el proceso de aprendizaje, si  llega  pues  bienvenido,
pero los objetivos de la educación de los hijos tiene que ser medidos por aspectos más elevados que el simple placer físico.

También  habrá  madres  que  crean  que  el  método  si  funciona  con  ellos.  A  esas  madres  les  pregunto:  Has  utilizado  
otro método y has comparado el costo/beneficio?  Estas segura que no hay otra forma de llegar a los  mismos  resultados  a
un menor costos y menor tiempo? Si el tiempo que te tomas en hacer tarjetas de palabras y bits lo utilizas  de  otra  manera,
ya te garantizo ganancia.

Este tipo de enseñanza por tarjetas ya sea de lectura o de los bits, crea una dependencia del niño  para  ganar  información.
El niño se convierte en un receptor pasivo de lo que la madre puede mostrarle.

Existe la idea que estos métodos sirven para crear en el niño al amor por el aprendizaje o el estudio. Esta idea es  falsa,  los
niños no necesitan “aprender a aprender”, ellos ya saben cómo aprenden, pero nosotros podemos interrumpir ese  proceso  
natural con métodos artificies de  enseñanza  como  los  de  tarjetas.  Lo que  los  niños  necesitan  aprender  es  obediencia,
sentido del deber y hábitos saludables, para que cuando tengan que aplicarse a sus labores  académicas  lo  hagan  con  una
buena disposición y entusiasmo aunque la labor sea intelectualmente exigente.

Para cerrar este tema, quiero sugerir que si alguien  está pensando involucrarse en esta  actividad  o  ya  está  involucrada,
que la investigue más detenidamente, que estudie el otro punto de vista. La bibliografía citada al final de “El Método de las
Tarjetas” puede abrirte la puerta a más información.

                                            
Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento…
                                                                               – Oseas 4:6

Si tienes dudas sobre cómo empezar a educar a tu hijos te sugiero que busca personajes históricos que te inspiren, investiga
su biografía, ¿como los educaron su padres?, quizás eso te de  mejores pistas del camino correcto, sería  un  camino  mucho
más seguro que seguir la línea de los múltiples experimentos y fracasos educativos del siglo pasado.  

Animo.
La Mentira
La Verdad
Todos los niños son genios.
Porque el reino de los cielos es como un hombre que
yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.
A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a
coda uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. –
Mateo 25:14:-15
Un niño preferirá aprender Griego a jugar con sus
juguetes.
La necedad está ligada en el corazón del muchacho;  Mas
la vara de la corrección la alejará de él.
—Proverbios 22:15

Porque en la mucha sabiduría hay mucha molestia; y
quien añade ciencia, añade dolor.
– Eclesiastés 1:18
Los padres pueden modelar la capacidad intelectual de
sus hijos
Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el
conocimiento y la inteligencia
– Proverbios 2:6
Se puede enseñar a un niño cualquier cosa si se hace de
una manera divertida y alegre.
El corazón de los sabios está en la casa del luto; mas el
corazón de los insensatos, en la casa en que hay alegría.
—Eclesiastés 7:4

El que ama la instrucción ama la sabiduría; Mas el que
aborrece la reprensión es ignorante
– Proverbios 12:1

La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho
consentido avergonzará a su madre.
– Proverbios 29:15